Valencia, 27 de septiembre de 2018.- Finalizado el verano, los últimos vencejos rezagados marchan rumbo a África guiados por la migración que marca su especie. El proyecto Acoge un pajarito este año, ha podido ofrecerles una segunda oportunidad a 40 aves de especies protegidas mediante la participación de 7 centros de atención a personas con diversidad funcional de la ciudad de València y alrededores.

Cientos de aves urbanas caen todos los años de los nidos por distintas circunstancias al inicio del verano en la calurosa ciudad de Valencia. Una vez llegan al Centro de Recuperación de Fauna La Granja de El Saler de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, pasan un análisis veterinario y son cedidos al proyecto Acoge un pajarito, que tiene como objetivo favorecer la calidad emocional de los voluntarios, al mismo tiempo que salvar y reintroducir en su hábitat a pequeñas crías de aves.

En esta iniciativa impulsada por BIOPARC Valencia, el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia, la Fundación ACAVALL y SIMBIOSI, Espai Ambiental, S.L. en colaboración con la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, se liberaron finalmente 31 polluelos que alcanzaron la madurez, por medio de 7 sueltas colectivas con los voluntarios implicados.

En la edición de 2018 han participado la Associació de Guadassuar d’Amics i Familiars de Persones amb Alzheimer (AGUAFA), la Asociación Familiares Alzheimer Valencia (AFAV), la Asociación de Familiares de Personas con Enfermedad de Alzheimer y Otras Demencias del Camp de Morvedre y Puçol (AFACAM), el Centro de Día Albors y Residencia Fortuny (València), la Residencia y Centro de Día “Nuestros hijos” (Sagunto), Amelia Piedras Millán-Residencia de Tercera Edad (Picanya) y la Residencia Geriátrica GESMED Velluters.

Betlem de Xativa - Belén de Xàtiva

Algunos de estos centros aprovecharon la liberación de los polluelos como parte de su programación y realizaron excursiones a zonas cercanas a colonias de vencejos.

A pesar de las dificultades motoras o cognitivas que presentan muchas personas de los centros participantes, estos voluntarios consiguieron que el 78% de los polluelos que estaban a su cuidado pudieran alcanzar la libertad. Para favorecer su bienestar emocional, siempre tuvieron el gran apoyo del equipo interdisciplinar que integran estos centros como ATS, psicoterapeutas, psicólogas, educadoras, terapeutas ocupacionales, logopedas etc.

El proyecto de Acoge un pajarito, además de una iniciativa social, tiene como objetivo invertir esfuerzos en divulgar y concienciar a la ciudadanía por el gran valor que supone la biodiversidad de nuestras especies en la Comunitat Valenciana.

Durante los años 2015, 2016, 2017 y 2018 se ha mantenido y mejorado la experiencia de este proyecto y actualmente se pueden contar más de 620 aves cedidas a un total de 390 voluntarios con y sin diversidad funcional.