Ahora cuentan con 6 gabinetes y con el Dr. Pablo Arenas Sipán, experto en estética dental con carillas composite multicapa.

El tratamiento de carillas de composite es uno de los más innovadores dentro de la estética dental. La gran diferencia respecto a otros tratamientos es que las carillas se colocan sobre el diente, sin necesidad de rebajarlo.

Qué son las carillas de composite

El composite es una resina sintética de alta resistencia y adherencia al diente, muy usado en Estética Dental. Se aplica directamente sobre la pieza dental en forma de pasta y, posteriormente, se va modelando hasta darle el tamaño y forma deseados. Mediante una fuente de luz especial, el material endurece y queda adherido a la superficie del diente. Las carillas de composite se suelen recomendar cuando el paciente requiere modificaciones leves en su dentadura, ya sea para corregir pequeñas alteraciones de forma, de su color, de tamaño o dientes separados.

Cómo funciona este tratamiento

El tratamiento con carillas de resina se realiza en pocas sesiones y sin ninguna incomodidad para el paciente. Se lleva a cabo en tres fases:

En primer lugar, se hace una impresión de la dentadura del paciente para poder hacer un diseño ajustado a sus necesidades y características.

En segundo lugar, se realizan en laboratorio unas carillas provisionales, llamadas “mock up”. Estas se colocan sobre los dientes del paciente para que pueda ver el resultado e introducir algún cambio en el diseño si fuera necesario.

Finalmente, se realizan las carillas de composite. Se aplican capas de resina sobre cada uno de los dientes, se les va dando la forma adecuada y se emplea una luz específica para que el composite endurezca.

Ventajas de las carillas de composite

Las carillas de composite ofrecen numerosas ventajas frente a otros tratamientos de estética dental y otros tipos de carillas:

No es necesario tallar ni rebajar el diente para su colocación. Si fuera necesario retirar la carilla, la pieza dental seguiría intacta.

Es una técnica rápida. En 1 sola sesión el paciente puede lucir las carillas de composite y una nueva sonrisa.

Es un tratamiento más económico que las carillas de porcelana.

Si la carilla sufre algún daño, es muy fácil repararla. Se restaura en la misma consulta.

El resultado es absolutamente natural.

Al no tener que desgastar los dientes, se puede volver a la situación inicial en cualquier momento. Lo que deja las puertas abiertas para poder emplear en el futuro otras técnicas más ventajosas que se vayan desarrollando.

Diferencias entre carillas de composite y carillas de porcelana

Las carillas de porcelana tienen un alto nivel estético, no cambian de color ni alteran su brillo, por tanto, necesitarán un menor mantenimiento.

Además, las carillas de porcelana tienen mayor resistencia al desgaste y mayor durabilidad que las de composite, con una durabilidad media de 12 años.

Cuidado y mantenimiento de las carillas de composite

Aunque no necesitan cuidados especiales, sí conviene seguir unas pautas básicas para alargar la vida de las carillas de composite:

Cuidar la higiene: un buen cepillado tres veces al día y usar hilo dental.

Vigilar la alimentación: es importante evitar alimentos que pueden provocar manchas o teñir las carillas, por ejemplo, vino tinto, frutos rojos, café o soja. En caso de tomarlos, conviene lavar los dientes de inmediato, para evitar que se tiñan.

Evitar morder con fuerza: las carillas de composite son muy resistentes, pero morder alimentos muy duros puede afectarlas. También hay que tener cuidado con hábitos como morderse las uñas u otros objetos.

Revisiones: es imprescindible acudir cada 12 meses para una sesión de pulido, con el fin de recuperar el brillo del primer día.

Casos recomendados para este tratamiento

El tratamiento con carillas de composite está especialmente indicado en casos en los que se desee mejorar la sonrisa, siempre y cuando no haya problemas más graves que necesiten otro tipo de tratamiento dental. Está indicado en los siguientes casos:

Retocar defectos en piezas dentales: para igualar en tamaño las piezas, tapar pequeñas fracturas o fisuras o disimular huecos interdentales.

Cambiar el color de dientes oscurecidos, desgastados, envejecidos o amarillentos: las carillas de composite permiten recuperar una sonrisa radiante.

Después de un tratamiento de ortodoncia: en algunos casos es necesario realizar algunos retoques en los dientes para que estos queden perfectamente igualados y el resultado final del tratamiento sea óptimo.

Si se os ha quedado alguna duda al respecto, Clínica Carralero está a vuestra disposición en calle Reina, nº 67 de Xàtiva, en el teléfono 96 227 13 75 y su web dentalcarralero.com