Cerca de 200 efectivos de Emergencias de la Diputació de València continúan este lunes los trabajos de achique de agua y limpieza de barrancos, calzadas y espacios públicos, tras el episodio de fuertes lluvias que se inició el pasado jueves y que en la provincia ha afectado principalmente a municipios de la Costera y la Vall d’Albaida. Operarios del Consorcio Provincial de Bomberos, Divalterra y el área de Carreteras siguen a disposición de los municipios afectados por la gota fría.

Este lunes, cinco brigadas de Divalterra permanecen en Moixent para contribuir a devolver la normalidad al casco urbano y el poblado íbero de la Bastida de les Alcusses. En concreto, los brigadistas de Anna y l’Olleria retiran árboles caídos que impiden el acceso al poblado, mientras que los efectivos de Benigànim achica agua del lavadero municipal, y los de Vallada y Moixent se centran en el Parque dels Ortitxols, en pleno casco urbano.

Desde el pasado jueves, más de una treintena de efectivos de Divalterra, entre brigadistas, coordinadores y personal técnico de control, han participado en trabajos como la retirada de cascotes para facilitar el paso de los vecinos atrapados en casas y chalés y limpieza del barro en la zona de barrancos para facilitar el tránsito de vehículos. Además de las cinco brigadas mencionadas, también la de Estubeny ha colaborado en estas tareas de achique de agua en bajos y naves industriales y de limpieza de calzadas y caminos de acceso a espacios públicos.

Refuerzo de bomberos

Tras el aviso de fuertes lluvias lanzado por Aemet, el Consorcio Provincial de Bomberos de València activó desde el jueves un dispositivo especial de refuerzo de personal operativo en todas las zonas. Así, el centenar de bomberos de guardia que diariamente cubre toda la provincia se reforzó con 2 bomberos adicionales en cada uno de los 6 parques principales. También hubo un oficial más de guardia localizable y un jefe de sector localizable. En total 14 efectivos más por día.

Este lunes, los bomberos del Parque de Ontinyent continúan con servicios de achique de agua, unos trabajos que vienen realizando desde el jueves y que solo en la capital de la Vall d’Albaida concentraron buena parte de los rescates de personas y animales, evacuación de vecinos de sus viviendas y retirada de árboles, cascotes y persianas. En total, más de 50 servicios relacionados con los efectos de la Dana y hasta 40 bomberos que han establecido su base de operaciones en esta comarca de la Vall, una de las más afectadas por las lluvias.

Reapertura de carreteras

En cuanto al área provincial de Carreteras, un dispositivo de 35 personas y la maquinaria oportuna para restaurar la circulación en condiciones óptimas de seguridad, en especial cubas y retroexcavadoras, han dado respuesta a las situaciones de emergencia de un episodio de lluvias que todavía hoy mantiene a 5 equipos de trabajo en la demarcación de l’Alcúdia de Crespins.

En concreto, dos equipos con tres operarios y una cuba de limpieza, dos brigadas con tres operarios de Conservación cada una y un equipo con tres operarios y una retroexcavadora continúan este lunes las tareas de retirada de desprendimientos y limpieza de carreteras que se han venido desarrollando durante el fin de semana.

Además de la intervención en las comarcas de la Vall d’Albaida y La Costera, en la demarcación de l’Alcúdia, el área de Carreteras ha dado respuesta también a los daños y cortes de circulación provocados por el temporal en las demarcaciones de Alzira y Buñol. Los operarios de Conservación han procedido a señalizar el corte de carreteras y a su posterior reapertura en distintas vías de Alzira, Dos Aguas, Millares, Montroi, Buñol y Alborache, afectadas por inundaciones, desprendimientos y arrastres. Los efectivos de Carreteras siguen trabajando en la limpieza de las vías una vez finalizado el temporal.

El presidente de la Diputació, Toni Gaspar, y la vicepresidenta, Mª Josep Amigó, agradecen a todos los efectivos que han participado en este dispositivo de emergencia “el esfuerzo y entrega durante estas complicadas jornadas de lluvias que han azotado toda la provincia”.