ACFASP

El personal de la Función Administrativa en sanidad ACFASP, con sede en Xàtiva, afirma estar discriminado frente al personal sanitario. Se quejan de no ser retribuidos, como sí se hace con personal médico y de enfermería, ante cargas de trabajo que suponen programas especiales de cribado y de eliminación de listas de espera.

Estos profesionales se quejan también de de tener congelada su plantilla sin facilitar su promoción profesional a categorías superiores. La Junta de la Asociación ACFASP, explica que “cuando un administrativo cita pacientes para un quirófano, o para pruebas diagnósticas, o cuando confecciona informes clínicos o expedientes administrativos, soporta al igual que el personal sanitario, las nuevas cargas que suponen los programas especiales y de reducción de listas de espera mientras que no se contempla para ellos ninguna retribución”.

Esta situación viene a agravar la problemática que arrastra el colectivo y que se centra en que un 93% de su plantilla son auxiliares administrativos y apenas un 4 % son grupos técnicos donde se exige titulación universitaria.

ACFASP ha instando en numerosas ocasiones a todas fuerzas sindicales y a la propia Conselleria de Sanitat a convertir mediante promoción por méritos, sus auxiliares administrativos en aquella categoría que les corresponda según la función o responsabilidad que realizan. Para ello han pedido una catalogación de puestos de trabajo, peticiones sobre las, que según este colectivo “todos se han hecho -los suecos- por intereses muy diversos de ambas partes

Betlem de Xativa - Belén de Xàtiva

ACFASP ha querido mostrar el malestar del colectivo administrativo de sanidad porque afirman haberse “convertido en mano de obra barata para la administración sanitaria” . Así, este colectivo se queja también de que su propia empresa “nos somete a difíciles pruebas de oposición y concurso para optar a muy escasas plazas de grupos superiores, mientras que con las reversiones a lo público de hospitales y servicios privatizados, se asume personal de un coste muy superior al que supondría promocionar a sus empleados de plantilla

Este colectivo de administrativos de sanidad ha reunido cerca de 400 firmas que va a presentar en breve, para pedir a la Conselleria de Sanitat que se convoque de urgencia la primera Mesa Técnica exclusiva de la Función Administrativa. Algo que para ACFASP “supondría un tímido paso hacia el reconocimiento sobre el papel de un problema serio de nuestra sanidad” que calcula ASFASP afecta “a cerca de 3.500 empleados en la sanidad pública valenciana”. Con ello piden que la administración sanitaria “ajuste la categoría profesional de su plantilla administrativa a las funciones que realmente realiza”, algo que afirman, “no ocurre en ninguna otra administración pública en la actualidad

Además de esta petición formal, ACFASP no descarta otro tipo de acciones para dar visibilidad a una problemática cuya solución “solo requiere de voluntad política” para, según exponen “que sus administrativos tengan la categoría que les corresponde por sus funciones y responsabilidades reales”.