Solopizza Xàtiva

Ayer, el Edificio de Turismo #VisitComarquesValència de la Marina Real Juan Carlos I de València, albergó la presentación de la exposición “Alfaro a Xàtiva. Diàleg amb la Història”. Se trata de una magna exposición que recogerá una muestra de las mejores piezas escultóricas de Andreu Alfaro en algunos de los más emblemáticos enclaves y edificios históricos de la ciudad de Xàtiva. La exposición se inaugurará el 4 de abril de abril y se podrá visitar hasta el 20 de julio.

La presentación de la exposición “Alfaro a Xàtiva. Diàleg amb la Història” ha corrido a cargo del prestigioso diseñador Andrés Alfaro Hoffmann, hijo del escultor, del arquitecto Pablo Camarasa, del alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà y de la concejala de Cultura, Raquel Caballero.

Las piezas de Alfaro podrán visitarse en distintos enclaves emblemáticos de la capital de La Costera, como el patio renacentista del Museo del Almudín (s. XVI), el convento de Sant Domènec (s XIII-XIV), la plaza de Calixto III o de la Seu o el antiguo Hospital Real, un auténtico icono de la arquitectura valenciana del siglo XVI. La exposición combinará espacios exteriores con el interior de esos monumentos, mostrándose en un recorrido entre construcciones pertenecientes a diversos estilos arquitectónicos, dando lugar a un entorno propicio para la llegada de la escultura minimalista de Andreu Alfaro.

La muestra antológica vincula la obra del escultor Andreu Alfaro con la ciudad de Xàtiva. Este reconocido artista valenciano sentía una gran atracción por la historia de la Humanidad, por civilizaciones ya desaparecidas y por su rica cultura. La historia de Xàtiva guarda también un rico legado, con ejemplos de diversos estilos arquitectónicos, dando lugar a un entorno propicio para la llegada de la escultura minimalista de Andreu Alfaro.

Los responsables de esta magna exposición son Andrés Alfaro Hofmann y Pablo Camarasa. Alfaro Hofmann es un reconocido interiorista, a la vez que
coleccionista de diseño industrial, con una colección que lleva sus apellidos y que está compuesta por más de 5.000 piezas. Es, a su vez, uno de los hijos de Andreu Alfaro y se encarga de la gestión de su obra en la participación de exposiciones y otras actividades. Por su parte, Pablo Camarasa es arquitecto y desde el momento en que finalizó sus estudios está vinculado a Andrés Alfaro Hofmann a través del arquitecto Fran Silvestre, titular del estudio donde trabaja Camarasa y que le ha llevado a desarrollar su actividad en el antiguo taller del escultor Andreu Alfaro, hoy conocido como Espai Alfaro, en Godella.

Biografia ANDREU ALFARO (València, 1929 – Rocafort, 2012).

Escultor de formación autodidacta, inicia su actividad artística a finales de los años cincuenta con una escultura de herencia constructivista para desarrollar, en las tres décadas siguientes, una obra cambiante y diversificada pero fiel a ciertas concepciones básicas: la asimilación en la creación artística de la metodología de los procesos y materiales industriales, una vocación sintética en la forma y el convencimiento de que la escultura debe recuperar su carácter público y conmemorativo.

Realiza sus primeras exposiciones individuales en 1957 y 1958. Ha participado en la Bienal de Venecia en varias ocasiones (1966, 1976 y 1995), y es frecuente que sus obras concurran a las prestigiosas ferias de Colonia, Düsseldorf, Basilea, París o Madrid. Entre sus más de cincuenta exposiciones individuales cabe destacar las importantes retrospectivas de 1979 en el Palacio Velázquez del Parque del Retiro de Madrid y de 1991 en el Instituto Valenciano de Arte Moderno; y las exposiciones del año 1989 en París, en la Galerie de France, del 2000 en Quadrat Bottrop, en el Josef Albers Museum y la del 2001 en Den Haag, Scheveningen, en el Museum Beelden aan Zee.

Mención especial merecen sus casi cien esculturas monumentales, construidas a escalas sorprendentes y con una vocación de integrarse en los espacios públicos como verdaderos monumentos colectivos, que se encuentran en numerosas ciudades españolas (Madrid, València, Barcelona, Burgos, Girona), en Alemania (Colonia, Maguncia, Frankfurt…) o en EEUU (Nueva York).

En reconocimiento a su larga y creativa dedicación a la escultura ha sido galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas (1981) del Ministerio de Cultura, el Premi d’Honor Jaume I (1980) y la Creu de Sant Jordi (1982) de la Generalitat de Catalunya. En 1991 recibió también el Premi Alfons Roig de la Diputació de València.

Ese mismo año, su obra “La Puerta de la Ilustración” (Avenida de la Ilustración, Madrid) recibió el premio de Urbanismo, Arquitectura y Obra Pública del Ayuntamiento de Madrid. En 2016 le fue concedido, a título póstumo, el Premio IVAM y la Medalla de la Universitat de València.

WhatsApp Portal de Xàtiva