Vodafone, la compañía de telecos que peor trata a los usuarios

Más de 11.000 consumidores han participado en un sondeo realizado por FACUA a través de su cuenta de Twitter, el 46% de los encuestados denuncian todo tipo de irregularidades

125

Más de 11.000 consumidores han participado en el sondeo de FACUA, a través de su cuenta de Twitter (@facua), la segunda con mayor número de seguidores dentro del movimiento de consumidores a nivel mundial -tras la de la estadounidense Consumer Reports-.

Casi la mitad de los participantes ha elegido a Vodafone en respuesta a la pregunta “¿qué teleco os ha tratado peor?”. En el sondeo se daba a elegir entre los cuatro principales grupos de telecomunicaciones que operan en España. Movistar ha quedado en segundo lugar, con el 28% de los votos. Orange -también propietaria de Jazztel- ha obtenido el 20%. En cuarto lugar, el grupo que integra a MásMóvil, Yoigo y Pepephone, con el 6% de las votaciones.

Todo tipo de irregularidades

En los cientos de comentarios al tuit donde se lanzaba el sondeo, los usuarios denuncian todo tipo de irregularidades por parte de Vodafone y del conjunto de empresas de telecomunicaciones. FACUA critica que en el sector se sigue produciendo una larga lista de fraudes ante la pasividad del Gobierno y las autoridades de protección al consumidor de las comunidades autónomas. Las multas por las irregularidades de las compañías son escasas, de muy reducida cuantía y en la inmensa mayoría de ocasiones son silenciadas por las administraciones.

FACUA advierte de que junto a subidas de tarifas fraudulentas por no respetar compromisos publicitarios o cláusulas de permanencia, en el sector de las telecomunicaciones destacan las denuncias por incumplimientos de ofertas comerciales, envíos de facturas después de que los usuarios hubieran solicitado la baja o amenazas con penalizaciones abusivas por anular contratos antes de finalizar los compromisos de permanencia. El spam telefónico, la exigencia del pago de deudas inexistentes o infladas, la inclusión ilícita en registros de morosos, el cobro de llamadas no realizadas o el alta en servicios de mensajes no solicitados o publicitados de forma fraudulenta son otras de las quejas planteadas por los consumidores.