WhatsApp Portal de Xàtiva

Durante los once días que duran las Fallas serán torturados y ejecutados 72 animales

PACMA convoca una concentración en la Plaza de la Virgen, junto a la sede de la Diputación de Valencia y el Palau de la Generalitat, este sábado 23 de febrero a las 18:00 horas, a la que acudirán la presidenta del partido, Silvia Barquero, y la coordinadora de Valencia, Raquel Aguilar. Con este acto, el Partido Animalista quiere demostrar pacíficamente, junto a medio centenar de organizaciones de defensa de los animales, que la ciudadanía rechaza los espectáculos taurinos y su vinculación con la fiesta de las Fallas. Lo que debería ser un motivo de celebración y alegría para todos los valencianos y valencianas, vuelve a verse teñido de sangre y sufrimiento.

Para mostrar este descontento, el Partido Animalista presentamos más de 73.000 firmas pidiendo el fin de los bous al carrer, y solicitamos también a la Diputación de Valencia el fin de la tortura taurina. Sin embargo, la Generalitat y la Diputación han hecho caso omiso a las firmas entregadas, así como a la voz de todas aquellas personas que año tras año reclaman que no se financie la muerte y el sufrimiento con nuestros impuestos y que no se parasite nuestra fiesta más universal con la tortura y el derramamiento de sangre de animales inocentes que solo quieren vivir.

Pero no solo estas administraciones no atienden la reclamación de quienes queremos unas fiestas sin violencia y alejadas de la barbarie. Más allá de eso, ninguno de los partidos con representación en las Cortes Valencianas ha pedido el fin de la tauromaquia en ninguna de sus formas en todo este tiempo. Incluso la Diputación Valenciana, con mayoría progresista (PSPV-PSOE, Compromís, Esquerra Unida, València en Comú-Podem), promueve y practica la violencia hacia los animales desde la Plaza de toros, el Museo taurino y su Escuela Taurina financiada con dinero público. En este lugar, anexo a la Plaza de Toros, se ofertan clases teóricas y prácticas de toreo para niños a partir de 11 años. Estas clases prácticas obviamente consisten en que esos menores de entre 11 y 18 años sean instruidos en la tortura y la muerte de pequeños becerros, poco más que cachorros de vaca. Niños torturando a crías de otra especie.

PACMA denuncia que la actividad desarrollada por esas escuelas taurinas, con la connivencia de la Diputación de Valencia y el Ayuntamiento, contraviene tratados internacionales como la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989 firmado por Naciones Unidas. Este convenio internacional insta a alejar a los menores de la violencia de la tauromaquia porque vulnera sus derechos a la integridad física y mental. Así mismo, en dichas escuelas se contraviene también la “Ley de protección de la infancia y adolescencia” aprobada por la propia Generalitat en diciembre de 2018, al menos en los artículos y capítulos que tratan sobre la protección de la infancia frente a la violencia y al daño psíquico y psicológico. Por otra parte, aunque esta ley proteja la integridad física de los menores, es transgredida cuando las administraciones promueven que los menores pongan en peligro su vida y su integridad en la práctica de la violencia taurina. El propio Consell de la Generalitat (PSPV-PSOE y Compromís, con el apoyo de Podemos) planean aprobar una modificación del reglamento de bous al carrer que facilite la realización de “clases prácticas” por parte de menores en dichas escuelas taurinas.

Por todo esto, y por el fin de la violencia contra los animales promovida por parte de las instituciones públicas, el próximo sábado nos veremos en Valencia. Por unas fiestas sin sufrimiento y sin sangre.

Diseño, programación y mantenimiento web en Xàtiva