SAE lamenta el fallecimiento de tres TCE en Valencia, Puertollano y Tomelloso

849

COMUNICADO SINDICATO DE TÉCNICOS DE ENFERMERIA:

Desde el Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) tenemos que lamentar el fallecimiento de tres compañeras Técnicos en Cuidados de Enfermería por Covid-19, que ejercían su trabajo en Puertollano, Tomelloso y Valencia.

Estos fallecimientos, junto con el alto número de profesionales TCE afectados por el virus – en el Hospital de Toledo, por ejemplo, de 258 trabajadores positivos, 60 son TCE-, nos sitúan como el segundo colectivo con mayor número de afectados. Las cifras, además, se incrementan en los centros sociosanitarios, donde las plantillas están formadas mayoritariamente por TCE.

Los Técnicos en Cuidados de Enfermería somos quienes más cerca estamos del paciente pues entre nuestras múltiples funciones, se encuentran, por ejemplo, la realización de la higiene, los cambios posturales, la toma de constantes vitales o la administración de medicación oral, rectal y tópica, además de la nutrición enteral y nasogástrica. Esta cercanía con el paciente, sin la protección adecuada, expone a estos profesionales a un alto riesgo de contagio, por ello SAE no ha dejado de exigir la dotación de EPIs y la realización de los test a todos los profesionales sanitarios.

Un ejemplo de la nefasta gestión de los EPIs, lo encontramos en algunos hospitales madrileños, donde están sustituyendo los equipos de protección por batas quirúrgicas que los profesionales tienen que rescatar de las bolsas que suben de lavandería. Además de no servir para proteger a los profesionales, estas batas llegan en un estado prácticamente inservible para su uso.

“Ya hay más de 15.000 sanitarios afectados y esta cifra no dejará de crecer hasta que se empiecen a tomar en serio las medidas de protección y se deje de jugar a parchear el problema. Realizar la prueba a todos los profesionales y que se les equipe con los EPIs adecuados es fundamental para evitar muertes y contagios. Desde SAE presentamos una denuncia ante el Fiscal General del Estado y las inspecciones de trabajo de las distintas Comunidades Autónomas porque consideramos que en esta exposición a la que se enfrentan los profesionales en el ejercicio de sus funciones existe indicios de un delito contra la seguridad en el trabajo según de los artículos 316 y 317 del Código Penal. Si queremos que el número de contagios empiece a disminuir hay que empezar a proteger a aquellos profesionales que están en primera línea de actuación para evitar que el virus se propague”, explica Isabel Lozano, Secretaria de Comunicación de SAE.

Diseño, programación y mantenimiento web en Xàtiva