PACMA denuncia la salvajada de Algemesí

PACMA denuncia que un Policía Local de Algemesí utilizase su arma reglamentaria en la vía pública para disparar más de veinte veces al novillo escapado de la plaza. Además, en las imágenes se observa cómo el policía local cede hasta en dos ocasiones el arma a otra persona, que también efectúa disparos.

70

El Partido Animalista – PACMA está trabajando frenéticamente desde la tarde del sábado 29 de septiembre para recabar todas las pruebas y testimonios posibles, que apoyen las diferentes denuncias que se presentarán como consecuencia de las dramáticas situaciones vividas en Algemesí.

Según ha podido saber PACMA, dos animales huyeron del recinto taurino. Uno de ellos, el novillo abatido, escapó mientras era conducido de vuelta a los corrales tras ser descartado para ser toreado al tener un problema de visión.

El animal estuvo más de una hora intentando huir por las calles de Algemesí, hiriendo durante su fuga a una persona que se encontró en el camino, y resultando heridas de distinta consideración otras dos que cayeron al intentar guarecerse. Una de ellas tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario.

Un vídeo captado por un vecino muestra a la Policía Local cerrando el paso al animal con el vehículo oficial, lo que llevó al novillo a huir hacia el río, a las afueras de la población, donde finalmente fue acorralado por unos agentes y abatido por más de 20 disparos de arma de fuego. La ejecución del animal fue captada en otro vídeo que ha incendiado las redes por su dureza y por los aplausos de celebración que se escuchan de fondo mientras el animal es acribillado a balazos.

Además, una persona, que porta un arma blanca, apuntilla al animal repetidamente una vez en el suelo, abatido por los disparos. PACMA ha denunciado el uso de este arma en la vía pública.

PACMA presentó durante la mañana del domingo una denuncia ante la Policía Nacional por las posibles irregularidades cometidas en el uso de las armas. Además, el equipo legal del partido trabaja en una denuncia administrativa que esclarezca los motivos por los que escapó el novillo de la plaza.

Raquel Aguilar, coordinadora del Partido Animalista en Valencia, lamenta que la única solución que encontraran los agentes en Algemesí para capturar a un animal que solo pretendía escapar de su tortura, fuera la de matarlo de una forma tan cruel. Aguilar asegura que podrían haber optado por métodos que no implicasen su muerte, como dardos tranquilizantes, y acusa al Ayuntamiento de Algemesí de haber realizado una nefasta gestión de la situación, que podría haberse cobrado también víctimas humanas.

«Es vergonzoso que esta barbarie, que pone en peligro la vida de animales y personas, siga ocurriendo bajo gobiernos, que como el de la Generalitat, se hacen llamar progresistas», afirma Aguilar. «El Gobierno del Botànic no ha dado ni un solo paso para acabar con el maltrato animal ni para proteger a los menores de esta violencia. Deberían sentir vergüenza. La tauromaquia nos empobrece como sociedad y nos muestra al mundo como un país de bárbaros», critica Aguilar.