FACUA Consumidores en acción Portal de Xàtiva

 

La asociación invita a no comprar ni contratar nada que no sea estrictamente necesario como parte de la huelga de consumo prevista para este Día Internacional de la Mujer.

FACUA-Consumidores en Acción se suma a la movilización feminista y llama a las mujeres a unirse este 8 de marzo a las acciones previstas para luchar por los derechos de todas. En este sentido, la asociación difunde hoy un manifiesto de apoyo a la huelga prevista este Día Internacional de la Mujer, que este año se articula en torno a cuatro ejes: laboral, de educación, cuidados y consumo. Como parte de las acciones reivindicativas y la huelga de consumo convocada, FACUA invita a no comprar ni contratar nada que no sea estrictamente necesario este 8M.

Manifiesto ‘Únete al 8M: FACUA en defensa de los derechos de todas’

Un año más, FACUA apoya la movilización feminista del #8M y llama a la sociedad a participar en los distintos actos, movilizaciones y acciones propuestas para el Día Internacional de la Mujer, que en esta ocasión se vertebra en cuatro ejes: laboral, estudiantil, de consumo y cuidados y que pretende visibilizar la lucha contra la desigualdad estructural que hay en la sociedad actual entre hombres y mujeres, la creciente feminización de la pobreza, las violencias machistas y el uso mercantilista de la mujer en una sociedad de consumo que contribuye a profundizar la brecha de género existente.

El #8M debe ser un día de acción y de reflexión sobre el actual modelo económico y social y su repercusión más directa en la vida de las mujeres. Por ello, FACUA llama a la ciudadanía al activismo en esta jornada y que dicho activismo implique reducir el consumo a lo estrictamente necesario. Las movilizaciones de 2019 en España forman parte de un movimiento internacional diverso que pretende plantar cara a un modelo patriarcal y una economía depredadora que se ceba con los colectivos que están en situación de mayor vulnerabilidad y desprotección. FACUA propone una organización social distinta, en el que las personas y sus derechos estén en el centro.

FACUA se suma a la lucha feminista y con ello evidencia su compromiso con la eliminación de la discriminación laboral, económica y social de las mujeres, una discriminación que invisibiliza gran parte del trabajo que realizan. La asociación considera esencial que el Estado, y la sociedad en su conjunto, reconozca el papel de la mujer y establezca una red de apoyo real.

FACUA denuncia asimismo el uso y consumo de género que hace el mercado, que cosifica a la mujer y utiliza su cuerpo y su imagen como reclamo para vender productos y servicios. La asociación reivindica la eliminación de la distinción por géneros de numerosos productos para elevar el precio de los que van predeterminados a las mujeres, así como de la adjudicación de estereotipos que las marcas y grandes superficies a menudo dan a determinados productos asociados con actividades femeninas que deben ser superadas en una sociedad avanzada como la actual. Las propias prácticas de consumo actuales ayudan a producir y consolidar roles de género que crean desigualdad.

Es preciso que desde los poderes públicos y el conjunto de la sociedad se trabaje para erradicar las prácticas machistas del sistema económico y de consumo que refuerzan la desigualdad de las mujeres y atentan contra su dignidad.

FACUA también reclama a las administraciones que se sumen a la lucha por los derechos de las mujeres y apliquen así sanciones ejemplarizantes y contundentes contra las empresas que atenten contra la dignidad de la mujer y lleven a cabo prácticas discriminatorias.

Los representantes de la ciudadanía deben asumir su compromiso con la erradicación de la desigualdad y determinar qué organismos son los responsables de corregir estos abusos del mercado, ya que en la actualidad ninguna administración ejerce las competencias sancionadoras previstas por la Ley General de Publicidad en cuestiones de género o la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género que incluye la prohibición de la publicidad sexista.

FACUA considera indispensable la denuncia de los comportamientos que implican una discriminación por cuestión de género y en este sentido mantiene una permanente vigilancia sobre aquellas prácticas del mercado que atentan contra la dignidad de la mujer.

La asociación exige además medidas activas preventivas que acaben con este tipo de actitudes y posibiliten una mayor participación de la mujer en todas las esferas de la vida pública y privada y un mayor reparto de responsabilidades entre hombres y mujeres.

Estas medidas deben abarcar aspectos globales de acceso de las mujeres a los espacios a los que aún no están en situación de igualdad, pero también en cuestiones de su día a día en la esfera laboral, social, familiar y en sus relaciones de consumo.