FACUA denuncia que en realidad el recibo de un usuario medio puede llegar a reducirse sólo un 11%.

Exige al Ministerio para la Transición Ecológica que rectifique el contenido de su campaña publicitaria.

FACUA-Consumidores en Acción denuncia que el bono social no supone un “descuento del 25% o el 40% en la factura de la luz”, como asegura de forma engañosa el Ministerio para la Transición Ecológica en su nueva campaña publicitaria.

FACUA reclama al Ministerio de Teresa Ribera que rectifique tanto el contenido de la campaña publicitaria que ha puesto en marcha como el de la página web sobre el bono social. Y es que en ellas afirma que los descuentos afectan a la totalidad de la factura, cuando en realidad sólo se bonifican los primeros kilovatios hora (kWh) consumidos cada mes: 100 kWh si los beneficiarios son familias sin menores, 140 kWh si tienen un menor o son pensionistas, 170 kWh si tienen dos menores y 300 kWh si son familias numerosas.

Betlem de Xativa - Belén de Xàtiva

En realidad, el descuento para un usuario medio (366 kWh de consumo y 4,4 kW de potencia) puede llegar a representar sólo un 11% de su factura, según los cálculos realizados por FACUA. Así que para buena parte de los usuarios con bono social, sus ridículos descuentos ni siquiera sirven a día de hoy para paliar la subida interanual del recibo, que asciende ya al 16%.

La asociación considera lamentable que el Gobierno haya recurrido a una engañifa para falsear las características de un bono social absolutamente impresentable que fue diseñado por el Ejecutivo anterior.

FACUA reclama al Gobierno que ponga en marcha un nuevo modelo de tarifa totalmente regulada a la que puedan acogerse la gran mayoría de familias en lugar de volver a introducir retoques en un modelo de bono social que ha sido un rotundo fracaso. Un bono al que sólo pueden acogerse usuarios con un nivel adquisitivo excesivamente bajo -salvo las familias numerosas- y en el que se aplican descuentos miserables.

En este sentido, FACUA lamenta que el Ministerio para la Transición Ecológica esté inflando engañosamente los descuentos en una campaña cuyo contenido se asemeja a las mentiras en las que incurren las propias eléctricas en sus prácticas comerciales.

Los cálculos de FACUA

La factura mensual del usuario medio, con las tarifas de lo que llevamos de mes de septiembre, asciende a 83,56 euros (sin contar el alquiler del contador). Según la información engañosa que está difundiendo el Ministerio para la Transición Ecológica, un beneficiario del bono social pagaría un 25% menos (es decir, 62,67 euros) si es considerado consumidor vulnerable y un 40% menos (50,14 euros) si es vulnerable severo.

Pero lo cierto es que la factura de un usuario medio con bono social que se beneficie del descuento del 25% en los primeros 100 kWh mensuales ascenderá a 74,37 euros (siempre con las tarifas vigentes entre el 1 y el 24 de septiembre). El importe está sólo un 11% por debajo de los 83,56 euros que pagaría sin el bono social.

Si ese usuario es considerado consumidor vulnerable severo, el descuento del 40% en los primeros 100 kWh mensuales se traduciría en una factura de 68,85 euros. Nada más que un 17,6% menos de lo que pagaría si no tuviera bono social.