lluis-alcanyiz-hospital

El sindicato CSIF exige con urgencia más personal para reforzar la atención en el hospital Lluís Alcanyís, en Xàtiva. La central sindical explica la saturación que sufren los profesionales del centro y lamenta la escasez de refuerzos, que en categorías como celadores se queda en solamente un efectivo más por la campaña de gripe. El sindicato advierte de las largas listas de espera en numerosas especialidades.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) señala que, por ejemplo, en cardiología la espera media para ser atendido por el facultativo es de 108 días, aunque 89 pacientes superarán los 180 días. También, el promedio de demora para alergias es de 108 días, dos menos que para rehabilitación. En este último caso existían, a finales del pasado año, 173 pacientes que tardarían entre 181 y 365 días en ser tratados. La situación se agrava en esperas quirúrgicas de ginecología, con una demora para cinco pacientes que supera el año.

El sindicato indica que en otras especialidades como la atención en la Unidad de Diabetes, el 50% de pacientes debe esperar más de 60 días para ser atendido. En la antes citada cardiología alcanza al 55%; en rehabilitación, el 52,7%, y en alergia, al 60,9% de pacientes. En Oftalmología, esa espera de más de 60 días afecta al 58% de pacientes, donde la demora media es de 78 días.

La central sindical añade que la situación incluso se agrava cuando se refiere a la aplicación de técnicas como colonoscopia, con alrededor de 400 personas que han de esperar más de 181 días desde que piden cita para que le hagan esta prueba. En ecocardiografía tres pacientes tendrán que aguardar más de un año. En ergometría, el 84% de las personas que lo soliciten deberán de esperar más de 60 días, aunque la demora media es de 191 días; mientras que en la Unidad del Sueño alcanza los 173 días; y para holter, 189.

CSIF reclama con urgencia más personal en todas las categorías. Subraya la sobrecarga para la plantilla, que no ha aumentado en los últimos años y apenas tiene refuerzos personales, no definitivos con nuevas plazas que se creen. El sindicato recalca también la necesidad de sustituir con la rapidez necesaria las bajas en las diferentes categorías, ya que, por ejemplo en celadores y debido al sobreesfuerzo que realizan, se producen sin la agilidad adecuada en reemplazarlas. En celadores aún resta una vacante por cubrir.