Cáritas en Xátiva ha presentado su Memoria anual en la que ha informado de que un total de 417 personas fueron beneficiarias de su acción en 2018, con un descenso de 75 personas menos con respecto al año anterior. El 24 por ciento de las mismas han acudido a Cáritas por primera vez este año.

En cuanto al perfil de las personas beneficiarias, las que más demandan el apoyo de Cáritas son las personas solas, parejas jóvenes con hijos y mujeres solas con hijos. La mayoría de quienes acuden a Cáritas son mujeres (81 %) y se incrementa la presencia de personas españolas (68 %). Los menores de edad representan el 34 por ciento de las personas beneficiarias de la acción de Cáritas.

Los proyectos que desarrollan las Cáritas parroquiales son espacios donde “se acompaña a las personas en el reconocimiento y la defensa de sus derechos”. En este sentido, en Xátiva las Cáritas gestionan un economato y un ropero para cubrir las necesidades básicas en materia de alimentación, higiene y ropa de las familias acompañadas. Durante 2018, fueron 60 las personas beneficiarias de este proyecto. Asimismo, en la localidad se mantiene un proyecto de apoyo escolar a menores de edad cuyas familias son acompañadas desde las Cáritas parroquiales.

En el año 2018, Cáritas contó en Xátiva con el trabajo desinteresado de 29 personas voluntarias, la mayor parte de ellas (80 %) mujeres. Además, invirtió un total 31 486 euros en atención primaria para cubrir necesidades básicas de alimentación, educación, vivienda (fundamentalmente, suministros y alquileres) y medicamentos, entre otras ayudas. Asimismo, el 41 por cien del total de los recursos con los que cuenta la entidad provienen de fondos propios a través de donativos, colectas y acciones de sensibilización.

Propuestas para el cambio

Cáritas Valencia propone crear una “cultura del encuentro” ya que, como afirma el papa Francisco, se trata de «una cultura en la que todos tienen algo bueno que aportar y todos pueden recibir algo bueno a cambio: el otro siempre tiene algo que darme cuando sabemos acercarnos a él con actitud abierta y disponible, sin prejuicio». Por ello, entre otras cosas, propone: “fomentar la creación de espacios de convivencia y buena vecindad que tejan redes de solidaridad”.

Cáritas Valencia se propone seguir acompañando a las personas en la defensa de sus derechos, al tiempo que animan a la sociedad a involucrarse en su reclamo y a las Administraciones a generar las condiciones que los posibiliten. Así, junto a “impulsar políticas de acceso a la vivienda”, desde Cáritas han reclamado “consolidar la garantía de rentas mínimas con la Renta Valenciana de Inclusión”, y “promover políticas de protección”. Del mismo modo, han insistido en la necesidad de “fomentar un empleo digno que saque a las personas de las zonas de pobreza y vulnerabilidad.