Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las mismas.
Publicidad
Publicidad
XACEX - Xativa

Turismo

El museo del Almudín se encuentra en la calle Corretgeria, situada en el centro de la ciudad antigua. Es una vía de edificios dieciochescos que comienza en la plaza de la Seo, donde se encuentran la Colegiata y el Antiguo Hospital. Muy cerca, están la Oficina de Turismo y la plaza del Mercado.

El Museo del Almudín consta en la actualidad de dos edificios:

1.-El Almudín propiamente dicho que fue construido entre 1545 y 1548 por acuerdo de los jurados. Su fachada es aún gótica, mientras que el interior está formado por un patio claustral renacentista de columnas jónicas, con tres arcos de medio punto en los lados mayores y uno en los menores. La planta baja estaba destinada a las transacciones de trigo y la superior, a almacén.

 

2.- El antiguo Peso Real, que fue reformado en 1818 para instalar la Aduana de Mercaderías, y de nuevo en 1928 para convertirlo en sede del Banco de España. En esta ocasión se utilizó un estilo casticista bastante alejado de las tipologías autóctonas.

 

Fue creado por el Ayuntamiento en 1917 y reconocido dos años más tarde por el Estado mediante un Real Decreto que lo conceptuaba de utilidad pública. En 1962 sus colecciones fueron declaradas Bienes de Interés Cultural. Los fondos fundacionales quedaron constituidos por los objetos arqueológicos existentes en la Casa de la Ciudad y por los cuadros y los muebles antiguos recogidos en diversos edificios municipales. Poco después, gracias a la intervención de Elías Tormo entonces Ministro de Instrucción Pública, fueron adquiridos el retablo de la Transfiguración y la tabla de San Nicolás y San Dionisio, y en 1924 el mismo Tormo firmó el depósito de tres lienzos de Ribera. También Attilio Bruschetti, personaje de gran interés humano relacionado con el Mundo cultural de la época, hizo varias donaciones y costeó las obras de acondicionamiento. Las colecciones se enriquecieron durante el tiempo en que estuvo a cargo del museo el segundo conservador Carlos Sarthou, en especial en la década de los años cuarenta. Posteriormente, el museo padeció una larga decadencia, de la que salió en 1986, a raíz de la restauración y ampliación de sus instalaciones. En los últimos años sus colecciones se han incrementado considerablemente gracias a donativos, adquisiciones y depósitos, así como al uso del Servicio de Arqueología.

 

Los fondos del Museo del Almudín están formados por dos secciones:

-Sección de Arqueología, en la que destacan, de época ibérica una cabeza masculina del siglo IV A.C. y objetos de cerámica; de época romana, inscripciones funerarias y fragmentos de esculturas de mármol de los siglos II-III. Hay también restos de la catedral visigótica de San Félix. Pero el apartado más numeroso es el islámico, del que cabe destacar la famosísima Pila del siglo XI los arcos de un Baño árabe, los arcos y el artesonado del palacio de Pinohermoso, construido en la época almohade, dos lápidas funerarias, y vasijas cerámicas de diversas tipologías y técnicas.

 

El museo posee también una buena colección numismática con ejemplares ibéricos, romanos i medievales, juguetes islámicos y fragmentos de objetos de uso cotidiano aparecidos en las excavaciones.

 

-Sección de Bellas Artes, cuyo apartado de pintura comienza con el retablo de la Transfiguración y la tabla de San Nicolás y San Dionisio. Bastante más tardías son tres tablas de Cristóbal Llorenç. El sigloXVII está representado por tres obras de José de Ribera, El Españoleto, natural de Xàtiva, y por un magnífico depósito del Museo del Prado compuesto por pintura española, italiana, francesa y flamenca. Destacan originales de Luca Giordano, Carducho, Orrente, Palomino y Mazo, así como obras de la escuela o taller de Rubens, Rembrandt, Teniers, Bmeghel, Murillo, Velázquez, Ribera y Carreño. Otras obras importantes son: el famoso retrato de Felipe V, que está colgado boca abajo por ser el monarca que decretó el incendio de la Ciudad, así como el de Fernando VII realizado por Vicente López. También, los Caprichos y Disparates de Goya y obras originales de Benlliure, Rusiñol, Pérez Contel y de otros artistas contemporáneos. Son de gran interés la Cruz del Camino de Valencia, siglo XIV, y los restos de la Capilla del Papa Calixto III de estilo gótico flamígero.

 

En cuanto a las artes suntuarias, el museo expone dos códices miniados renacentistas, muebles barrocos y rococó, orfebrería, tejidos, bordados y paneles cerámicos de los siglos XVIII y XIX.

 

  • Novetlé
  • La Llosa de Ranes
  • Llocnou d’en Fenollet
  • La Granja de la Costera
  • Rotglá i Corberá
  • Llanera de Ranes
  • Genovés
  • Barxeta
  • Vallés
  • Torrella
  • Cerdà
  • Canals
  • L’Alcudia de Crespins
  • Estubeny
  • Montesa
  • Vallada
  • Moixent
  • La Font de la Figuera

 

Eventos recientes